miércoles, 3 de diciembre de 2014

Qué bombilla pongo en el aplique de la habitación ?

Lo más común para alumbrar una habitación suele ser un aplique de pared o lámpara colocada en el techo con 1 o 2 bombillas. Lo normal suele ser que tenga un aplique para dos bombillas incandescentes pequeñas de rosca gorda E27 de 60W cada una apuntando a una dirección:

Lámpara de techo 2x60W




Aplique de pared pequeño 1x60W



La desventaja de estos apliques pequeños es que no se pueden poner bombillas de tamaño grande porque no hay sitio suficiente.

Aplique de pared grande 2x60W



Con los apliques grandes de pared para 2 bombillas tenemos la ventaja del mayor sitio para colocar bombillas más grandes. En la foto el aplique era originalmente de 2 bombillas de 60W, pero quitando uno de los portalámparas y recolocando el otro en otro agujero para centrar la bombilla, es fácil transformarlo y colocar únicamente una bombilla de 100W que alumbra lo mismo que dos de 60W.

Aquí podéis ver una foto de diferentes bombillas según el tamaño que tienen:



No he puesto aquellas bombillas que por su tamaño sólo caben en una lampara grande.

Las alternativas de elección de bombillas que tenemos son: bombillas incandescentes/halógenas, de bajo consumo CFL o de led.

Según los siguientes criterios deberíamos elegir un tipo de bombilla u otro:

Por cantidad y calidad de luz
Si queremos alumbrar decentemente una habitación entera con una sola bombilla, la única alternativa a día de hoy es recurrir a una bombilla incandescente o halógena de 100W, estaríamos hablando de 1300 a 1900 lumens necesarios para tener una cantidad de luz suficiente y en todas direcciones. Para conseguir la misma cantidad de luz con bombillas de otro tipo necesitaríamos colocar al menos dos bombillas.

Hay bombillas de bajo consumo que dicen ser equivalentes a una de 100W, pero si juntamos el tiempo que tardan en encender y que con el paso de los meses cada vez alumbran menos necesitaremos al menos dos bombillas para poder alumbrarnos bien.

En la foto superior de la lámpara de techo hay colocadas dos bombillas Lexman de 20W (equivalentes a 85W), que al principio alumbraban muy bien pero que al cabo de pocos meses cuando entras en la habitación da la sensación que no se ve bien y está en penumbra hasta que pasa un rato y se "calientan".

Por direccionalidad de la luz
Si queremos alumbrar una habitación, queremos que esté completamente iluminada y las únicas bombillas que alumbran en todas direcciones son las incandescentes/halógenas seguidas de las de bajo consumo.

Las bombillas de led aunque ahora ya incorporen difusores de luz que abren el ángulo de la luz siguen siendo muy direccionales, con lo que la mayor cantidad de luz se va en la dirección hacia la que apunta la bombilla, por lo que si la colocamos en un aplique de pared o de techo la mayor cantidad de luz se irá en paralelo a la pared o al techo hacia la dirección de la bombilla y no hacia el centro de la habitación que es lo que queremos alumbrar.

Por tamaño
Hay bombillas de todos los tipos y tamaños, pero las bombillas led y de bajo consumo que dan suficiente luz suelen ser más grandes que las incandescentes/halógenas. En la foto se puede ver que no hay ninguna bombilla más pequeña que la incandescente/halógena de 60W.

Por precio
Las bombillas led y si además son de calidad y de una marca conocida, son las más caras de todas, las bombillas de bajo consumo están en un término medio y las incandescentes/halógenas son las más baratas.

Por consumo
Las bombillas incandescentes/halógenas son las que más consumen, luego están las de de bajo consumo en un término medio y las bombillas de led son las que menos consumen.


Por duración y fiabilidad
Si habéis seguido el blog y habéis leído las comparativas de las diferentes bombillas, veréis que una cosa es la duración "teórica" y otra la duración real:

Las bombillas "baratas" de los chinos ya sean de bajo consumo o de led pueden llegar a durar incluso menos que una incandescente por lo que no vale la pena comprarlas porque suponen un coste de compra que no compensa el ahorro en el consumo.

Las bombillas de bajo consumo tienen el inconveniente añadido que si la instalación eléctrica no está bien o se encienden y apagan muchas veces también se acaban rompiendo antes. Revisad la entrada del blog de las bombillas de bajo consumo donde explico todos los problemas que pueden tener debido a la instalación eléctrica.

Las bombillas led en teoría son las que más duración tienen, pero vistas las pruebas de las altas temperaturas que alcanzan, que la luz que dan es muy direccional e insuficiente y que su duración real es "incierta" tampoco serían recomendables.

Y respecto a la excusa del menor consumo, coged la calculadora de amortización de bombillas de este blog y haced números según el uso que le vayáis a dar a la bombilla.

Veréis que tampoco importa mucho que una bombilla consuma mucho respecto a otra que consuma menos y valga 10 veces más si acaban durando lo mismo.

Por ejemplo, una bombilla led de calidad que dure 25 años (que es mucho suponer) supondrá un ahorro importante en euros al cabo de los 25 años, pero si calculamos el ahorro mensual que supone puede que ni llegue a un euro al mes y eso si es que llega a durar al menos los años necesarios para empezar a amortizar el alto precio de la bombilla.

Y lo más importante: es igual lo que consuma una bombilla, lo más importante es que alumbre bien para lo que la queremos.

Por ejemplo, si necesitáis una luz para leer ni no os lo penséis dos veces y poned una bombilla halógena, que para el pequeño porcentaje que representa el consumo de luz en la factura total de un hogar ni lo vais a notar.

Poned una bombilla de 100W en la habitación y os alegrará sólo con la sensación de luminosidad instantánea que da.

Revisad el ranking de bombillas para haceros una idea de la cantidad de luz que da cada una de las bombillas testeadas en este blog.

Por todo ello, y aunque algunos me critiquen por "obsoleto" sigo opinando que las mejores bombillas para alumbrar bien son las incandescentes y halógenas, aunque consuman más, pero son más baratas y  no tienen electrónica complicada y delicada que se estropea cada dos por tres ni tampoco contienen productos ni residuos contaminantes.

Lo más triste es que ya hace tiempo que está prohibida la fabricación de bombillas incandescentes y próximamente también acabarán con las halógenas.

Reto a cualquier fabricante o distribuidor de bombillas a que me envíe una bombilla de bajo consumo/led que alumbre una habitación igual que una incandescente / halógena de 100W, que no cueste una fortuna y que la pueda poner en mis apliques y entonces cambiaré de opinión y estaré encantado de publicarla en el blog.

Se pueden poner en contacto conmigo poniendo un comentario en el blog y dejando sus datos o directamente enviando un email  a la cuenta de correo del blog: blogbombillas@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada